domingo, 3 de abril de 2016

Monasterio de San Xoán de Poio ( Pontevedra )



Entrada dedicada a Irene y José Manuel.


La fecha de fundación es difícil de precisar. La tradición sostiene que fue fundado por Fructuoso de Braga y sus discípulos en el siglo VII, y tres siglos después, en el reinado de Bermudo III de León fue reconstruido en otro lugar, pero cerca de la primera base. El documento más antiguo que se conserva de las fechas indicadas es de 942.



Desde entonces, ha recibido numerosos privilegios reales y nobiliarios, incorporándose a la Congregación de San Benito de Valladolid, con la hora de inicio de su mayor esplendor. En ella llegó a tener un colegio mayor en teología desde el año 1548 a 1556.
En 1581 comenzaron las obras de la iglesia actual y del claustro procesional, desarrollándose entre 1600 y 1612. Sobre la construcción de la nueva iglesia hay que resaltar la existencia de un plano de finales del siglo XVII realizado por Fray Gabriel de Casas, en esos momentos maestro de obras de San Martiño Binario.


En 1613 comenzó a funcionar el Colegio de Pasantes de San Juan de Poio que no dejaría su tarea hasta el decreto de secularización de 1834. Después de su abandono por los benedictinos con la incautación en 1890 fue ocupado por los mercedarios, que todavía continúan en la actualidad. Disponen de una Hospedería. 



4 comentarios:

  1. Precioso monasterio que me trae grandes recuerdos. Ya hace muchos años estuve allí becada una semana para asistir a un curso de la Universidad Europea del Atlántico. Esas pausadas cenas en el Monasterio (al mediodía andábamos a todo correr) y las improvisadas reuniones de noche en los claustros no se me olvidarán.

    Un abrazo.

    Justa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada día que pasa me agrada más tener esta afición. Compruebo que con nuestras publicaciones, hay alguien al que le trae recuerdos lo expuesto
      como es tu caso, de lo cual me alegro mucho.
      Un abrazo.
      Lucía.

      Eliminar
  2. Muy bonitos. Mi preferido el del Cruceiro. Me gustan esas cruces de piedra ricamente adornadas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También el Cruceiro es mi preferido.
      Un abrazo.
      Lucía.

      Eliminar